Vuelve el walkman de la mano de Sony, ahora con mucha más capacidad de almacenamiento

Reinventando el walkman

Treintañeros, cuarentañeros… ¡estáis de enhorabuena!: El Walkman no ha muerto. Estaba escondido, como los vuestros, olvidado en algún cajón de calcetines dados de sí, en la maleta en el trastero que acumula tus cosas de adolescente, en aquella bolsa de ropa que pensaste tirar a la basura… Pero Sony ha hecho limpieza y lo ha rescatado… ¡directo a darle una segunda oportunidad!

Historia del Walkman

Hagamos un poco de memoria. La idea de un reproductor musical portátil se le ocurrió al inventor Andreas Pavel en el año 1972. Amante de los viajes pretendía que la música le acompañara a todas partes y patentó una especie de ‘cinturón estéreo’ para su música. Pero la compañía japonesa Sony puso en el mercado el primer Walkman en el año 1979. Según Sony la idea de este reproductor se le había ocurrido a uno de los fundadores de la empresa mientras corría, pensando en que sería buena idea llevar música mientras lo hacía. Aunque en varios libros y en las primeras memorias de la empresa así se atestigua, en el año 2005, tras un juicio con Pavel, Sony tuvo que reconocer que la idea fue del inventor.

Fuera quién fuera el que inició la andadura del Walkman hizo las delicias de niños y adolescentes en los años 80 y 90, dándole la primera patada seria al disco de vinilo (era mucho más fácil de manejar y mucho más barato). Funcionaba con compact cassette y el audio era de calidad aceptable. Sufrió varias modificaciones hasta que dejó de fabricarse el 24 de octubre de 2004, para terror de los más nostálgicos. Pero… todo vuelve.

Como decíamos ayer…

Olvídate de 10, 12 canciones. Olvídate del famoso cassette de 60 o 90 minutos… olvida incluso aquellos terribles aparatos que tan sólo tenían la tecla FFWD (en serio, ¿en qué momento les pareció a sus fabricantes que REW no era importante?). Olvídate porque lo que viene es el #novamás de la tecnología: 32 GB de capacidad (¡sorpresa, más de 4.000 canciones!), ampliable a 128 GB con una tarjeta microSD. Conectividad inalámbrica y Bluetooth.

Reproductores música

Cuenta también con una pantalla de 4 pulgadas y una resolución de 854X480. La duración de la batería alcanza hasta 60 horas y se puede encontrar en precios relativamente asequibles (80-90 euros). Además Sony promete audio de calidad, como si tu grupo favorito estuviera tocando en el garaje de tu casa, en tu habitación, ¿qué más se puede pedir?

Pues al parecer tiene una pega, que es demasiado grueso, demasiado grande respecto a otros reproductores de música que ya hay en el mercado. Eso le critican la mayoría de expertos y, seguramente aquellos jóvenes que no sabes qué es que un reproductor de música PESE en realidad.

Está claro que, pese a todo, el nuevo Walkman de Sony está pensado como un revival de tu propia historia. Una vuelta a aquellas canciones que tanto te gustaban y a llevar tu preciado Walkman en el bolsillo. Aunque se parezca mucho (irremediablemente) a cualquiera de los reproductores musicales actuales. Así que ya sabes, si no te convence esta manera de darle vida al Walkman, prueba a buscar el tuyo, desempolvarlo… ¡y ser el rey de las calles!