Mi hijo se pasa todo el día en internet… ¿Qué hago?

computer-1111435_960_720

Padres y madres del mundo. Si estáis desesperados porque vuestros hijos adolescentes están absorbidos (lo de enganchados ya se queda corto) por tablets, smartphones, portátiles y toda pantalla habida sobre el planeta, tomen nota de esta propuesta. Es la idea que se le ocurrió a un estadounidense cansado de que  su hijo sólo tuviese vida para Internet. No, no optaron por cortarle la conexión.

Se llama VexBox y puede ser la solución para progenitores desesperados. Sí, esos con adolescentes en casa que sólo tienen ojitos para el WhatsApp, Facebook, Instagram, WhatsApp (ya sabemos que lo acabamos de mencionar pero ahora está contestado en otro grupo). Este VexBox del que os hablamos es un pequeño dispositivo que provoca que la velocidad de Internet vaya mucho más lenta de lo habitual.

El aparato se conecta al router (es sencillo, no necesitas ser experto en telecomunicaciones) y crea un centro secundario para acceder a la Red. ¿Siempre? No, sólo cuando tú quieras. Basta con darle a un botón.  De este modo si has llamado a tu hijo cuatro veces para cenar sin obtener respuesta podrás presionar el botoncito en cuestión y ¡zas!  su conexión será lenta, lenta, lenta… desesperante. “Papá, ¡qué no va Internet!”, “Pues a mí me funciona perfectamente”…. Y no estarás mintiendo ya que VexBox crea como un segundo canal, por lo que tú seguirás teniendo la velocidad de siempre.

El “Keep calm” aquí no funciona

Lo de “Keep calm…” puede ser una buena filosofía de vida pero un adolescente no entiende de esperas ni paciencia cuando hay que dar un “Me gusta” o subir una foto. De hecho, Sean O’Riordan, que es el señor-padre-desesperado de Oregón al que se le ocurrió el invento, asegura que su hijo se “vuelve loco” con esa lentitud. Para comprobar si sólo era cosa de su pupilo probó también con sus amigos durante seis meses con igual resultado.

¿Conclusión? Que a los jóvenes les gusta navegar pero con condiciones. Están en un momento de la vida sin tiempo para demoras así que optarán por pasar la aspiradora o sacar la basura si, a cambio, no les limitas la velocidad de Internet. Si no cumplen siempre te quedará la opción de apretar un botón y lento, lento, lento.