Encuentran una señal extraterrestre… ¿o no?

senal extraterrestre

A finales de verano la noticia de que un telescopio había detectado una misteriosa señal extraterrestre que podría venir de una civilización alienígena corrió como la pólvora por diversos medios de comunicación. La detección en realidad se produjo en mayo de 2015, pero no ha sido hasta finales del pasado mes de agosto que su descubrimiento se ha hecho público.

Señal de radio

La señal en cuestión fue detectada por el radiotelescopio RATAN-600, en la República de Karacháyevo-Cherkesia, y los astrónomos la describieron como “una señal bastante fuerte en dirección al sistema planetario HD164595″, ubicado en la constelación Hércules, a unos 94 años-luz del Sistema Solar. Ahí al lado, vamos. Y pronto empezaron las especulaciones sobre su supuesto origen.

Encuentran una señal extraterrestre... ¿o no?

Había dos teorías principales: una, que fuera una señal proveniente de una civilización extraterrestre (que, seamos sinceros, era la que todos esperábamos que fuera real) y otra, que tuviera una explicación un poco más aburrida como que se tratara de una anomalía natural astronómica causada, por ejemplo, por una llamarada estelar.

Además, hay que tener en cuenta otros factores. Para empezar, el telescopio que la detectó sólo lo hizo en una de las 39 veces que hizo un barrido de esa parte del cielo. Y además, cubriendo un área tan amplia como cubre, es bastante complicado asegurar que la señal venga de un punto concreto sin riesgo a equivocarse.

Por otro lado, y tal y como se recoge en SETI, el programa para la búsqueda de vida extraterrestre, también hay ciertos parámetros que una señal debería cumplir para considerarse proveniente de otra civilización (como que sea periódica o que venga claramente de un punto concreto) que esta supuesta señal alienígena no parece cumplir.

Así lo siento mucho, queridos fobos, pero creo que de momento nos toca seguir esperando a que E.T. nos quiera decir algo… ¡Con la ilusión que me habría hecho chatear con un extraterrestre!