Te presentamos Rocketbook, el cuaderno mágico que se borra en el microondas

RocketBook cuaderno borrable en microondas

RocketBook es el sueño hecho realidad de muchos fans del papel y boli que, a pesar de la cantidad de apps para tomar notas, gestionar tareas o incluso hacer bocetos que existen hoy en día, se resisten a abandonar el método más tradicional. Porque, reconozcámoslo, hay algo en usar papel y boli para tomar notas, hacer dibujos o llevar tu agenda que la tecnología de hoy en día todavía no ha logrado replicar.

Pero claro, por otro lado las apps tienen sus ventajas, como poder enviar los documentos por email (porque están en formato digital) o tener tus notas disponibles en cualquier sitio gracias a la sincronización en la nube.

Por eso decía que RocketBook es un sueño hecho realidad, porque une lo mejor de ambos mundos: un cuaderno que se integra con una app para poder digitalizar todo lo que escribas en él, y que además puedes reutilizar tantas veces como quieras. ¿Cómo? Metiéndolo en el microondas.

No, no me he vuelto loca ni te estoy animando que provoques un incendio en tu casa. RocketBook funciona realmente así. Es un cuaderno fabricado en un papel especial que, usado en conjunción con un tipo especial de bolígrafo, se borra al introducirlo en el microondas durante unos minutos. Así, cuando se le acaben las hojas, sólo tienes que digitalizar todas las notas y luego borrarlo en el microondas para poder usarlo de nuevo. Hasta puedes aprovechar para prepararte un té, como en este vídeo.

RocketBook funciona con varios servicios de alojamiento de documentos, como Dropbox, Google Docs o Evernote, entre otros. El cuaderno tiene una serie de símbolos en la parte inferior de cada página, que asocias con cada servicio en la app de RocketBook. Luego sólo tienes que marcar con el bolígrafo el símbolo correspondiente al servicio que quieras usar, escanear la página en cuestión con el móvil, y ésta se guardará en el servicio asociado a ese símbolo.

Lo cierto es que la idea de RocketBook no es nueva. En marzo de 2015 ya lanzaron una campaña de financiación colectiva que resultó todo un éxito, y ahora repiten campaña para poder hacer frente a la demanda de más cuadernos – y de paso los ofrecen en dos tamaños diferentes.