Los robots domésticos de Google que llegarán a tu casa

Robots de Google

Los robots generan reacciones opuestas: por un lado, hay quienes sienten un poco de miedo, y sólo piensan en una futura “invasión de las máquinas” cada vez que salen noticias de robots en la tele; por otro lado, hay quienes están deseando que la robótica avance lo suficientemente rápido como para poder tener un robot en casa lo antes posible – ya sea para ayudar con las tareas domésticas, o simplemente para hacer compañía, como una mascota.

A estos últimos les gustará saber que la robótica parece estar avanzando bastante rápido, al menos en los robots creados por la empresa Boston Dynamics. Esta compañía, cuyo nombre recuerda mucho a otra compañía futurista, fue adquirida por Google en 2013. Está especializada en el diseño y fabricación de robots dotados de gran agilidad, movilidad, destreza y velocidad.

Los especialistas en robótica de Boston Dynamics toman proyectos desde su fase más inicial, un simple concepto, para convertirlos en un prototipo real, al que someten a todo tipo de pruebas antes de llevarlo a producción. Y con todo lo que aprenden por el camino, asesoran a todo tipo de organizaciones, desde empresas de tecnología hasta al propio ejército norteamericano.

Un perro, un humanoide… ¿Qué será lo próximo?

Uno de los primeros robots de Boston Dynamics que se popularizó en Internet fue BigDog, llamado así porque parece precisamente eso: un perro grande, de unos 70 cms. de alto y un peso aproximado de 100 kilos.

Este perro robótico está preparado para moverse por todo tipo de terrenos; puede escalar pendientes de hasta 35 grados, caminar por encima de escombros, moverse por terreno fangoso o por nieve… y todo ello además cargando con hasta 150 kilos de material. Aunque mejor que describirlo con palabras, puedes verlo tú mismo.

La evolución de BigDog es Spot, otro robot en forma de cuadrúpedo pero un poco más ligero. Spot está diseñado tanto para exteriores como para interiores, tiene un motor eléctrico (con lo que es mucho más silencioso) y movimiento hidráulico. Ver el vídeo de Spot te hace querer uno para sacarlo de paseo por tu barrio instantáneamente.

Pero si hay un robot que ha llamado la atención de Boston Dynamics últimamente ése es Atlas, la versión más moderna y actualizada de su humanoide. Atlas mide 1,80 metros y pesa 80 kilos (como un humano de tamaño grande) y está especializado en la manipulación de carga. Gracias a sus numerosos sensores, puede desenvolverse con bastante soltura en varios tipos de entorno, y reaccionar ante “problemas” como un empujón, una pérdida momentánea de equilibro o una caída.

Viendo estos vídeos, ¿te apuntarías a tener uno de estos robots en casa? ¿O más bien crees que en un años volverán para vengarse de todos esos golpes y empujones?