¿Un robot sexual para hacer el amor? En 2025 ya podrás tener una pareja robótica

Parejas roboticas

¿Te imaginas una pareja que nunca esté cansada, siempre disponible para hacer el amor (o lo que se tercie) y que nunca te lleve la contraria? Antes de que contestes: “no existe” sigue leyendo. Hoy te vamos a hablar de los robots con fines sexuales. Aunque pueda parecer descabellado lo de compartir cama con una máquina hay quien sostiene que las parejas robóticas serán una realidad en menos de 10 años.

Hacen automóviles, trabajos auxiliares en hospitales o buscan supervivientes en terremotos. La robótica ha cambiado nuestras vidas pero, de momento, no se había atrevido a meterse en nuestras facetas más personales. Esto podría cambiar muy pronto, hasta el punto de que no faltan los expertos que sostienen que las parejas androides serán una realidad en 2025. “¿Pero cómo, hacer el amor con un robot?”, te estarás preguntado en estos momentos. Pues sí, es eso de lo que hablamos, de mantener relaciones sexuales con máquinas. ¡Vayamos con datos!

El estudio Robótica de Inteligencia Artificial y el futuro de los empleos analiza los cambios en robótica e inteligencia artificial y su impacto en el mundo laboral. Sin tener que leer dicho informe ya imaginarás que recoge que en los próximos años la tecnología nos privará de los trabajos más pesados y otros que preferiríamos seguir haciendo los humanos porque nos pagan por ello. Pero el estudio va más allá  para que no se diga que los expertos no se han ganado el sueldo. En concreto, Stowe Boyd, de la empresa Gigaom Research sostiene que en el año 2025 “los robots sexuales serán algo habitual, a pesar de que esto pueda ser fuente de desprecio y divisiones”.

Veamos los pros y contras de un novi@ androide. A favor: nunca estará cansado, te dirá lo que quieras escuchar y hará realidad tus fantasías sexuales (ojo, esto también es posible con humanos). Además, hay que tener en cuenta que algunas personas solteras en realidad estarían encantadas de tener pareja, aunque sólo fuese por la compañía. En contra: no tiene sentimientos, no siente, no tiene olor propio, ni te sorprenderá en tu cumpleaños, sus “te quiero” sonarán muy falsos. Sí, nos estamos poniendo un poco sentimentaloides así que lo mejor es que reflexiones por ti mismo ante la pregunta: ¿Harías el amor con un robot? En la Middlesex University,  del Reino Unido, realizaron una encuesta sobre el tema y  el 46% de los encuestados declaró estar dispuesto a mantener relaciones sexuales con un robot. No sabemos si mintieron o no pero está claro que la cifra invita a reflexionar.