El primer SMS se envió hace ya 24 años: conoce su historia

El primer mensaje de texto

Ya ha llovido desde que el 3 de diciembre de 1992 un ingeniero británico enviara el primer SMS de la historia. Su contenido rezaba “Merry Christmas”, un mensaje escueto y directo que hoy iría seguramente acompañado de innumerables emoticonos. En cualquier caso, la aparición de los mensajes de texto hace 24 años supuso una revolución total en el sistema de telecomunicaciones de la época. De hecho, los SMS llegaron a erigirse como la forma de comunicación principal entre los jóvenes, sustituyendo a las propias llamadas telefónicas.
En este sentido, ni siquiera Neil Papworth, el ingeniero que con tan solo 22 años escribiera el primer SMS de la historia, auguraría el aplastante éxito de los mensajes de texto. Tal fue la popularidad que obtuvieron que, como con muchas otras tecnologías, se llegó a pensar sobre ellos incluso como la forma de comunicación definitiva. Siendo esta la forma de pensar de hace unos años, el sistema de mensajería electrónica fue evolucionando y puliéndose hasta llegar a punto clave en esta historia: el asentamiento de los smartphones.
Fue así como, en el primer semestre de 2012, el uso de los SMS comenzó a caer de forma masiva. ¿Las razones? La aparición de Whatsapp y otras aplicaciones similares, así como redes sociales como Twitter, principalmente, arrebató el protagonismo a los mensajes de texto en un abrir y cerrar de ojos. Y es que poco podían hacer dichos mensajes frente a la gratuidad e instantaneidad de estas nuevas formas de comunicación.
De hecho, los SMS han quedado hoy día como algo obsoleto, algo que recordar con nostalgia como el propio Messenger o la red social Tuenti. El tiempo pasa y pasa muy rápido, y lo que vemos como ‘normal’ quizás pase de moda antes de que nos demos cuenta. ¿Cuál será el sustituto de Whatsapp? ¿Lo veremos en un futuro más bien cercano? Lo más probable es que, viendo la velocidad a la que se mueven las tecnologías actualmente, la respuesta sea, definitivamente, más que afirmativa.