¿Realmente existe Pollyhop, el buscador de House of Cards?

Pollyhops: buscador de House of Cards

” – No, yo uso Google”.

” – Es una pequeña cuota de mercado, pero aún así son miles de millones de búsquedas al mes”, explica. “¿Qué pasa si un determinado candidato recibió más visitas ¿y si ese candidato fue William Conway?”

Si has reconocido este diálogo estás de suerte. Primero, porque has sido constante y has recibido como premio una cuarta temporada de House of Cards realmente prometedora (tras una segunda y tercera temporada decepcionantes; Francis, esperábamos más de ti). El segundo motivo de suerte es que ya conoces Pollyhop, un motor de búsqueda basado en la recopilación y, atentos, manipulación de datos para fines maquiavélicamente políticos. Lo que nos lleva a abrir debate: ¿estamos ante una ficción ejemplarmente contada o una realidad cuidadosamente ocultada?

¿Cómo funciona exactamente Pollyhop en House of Cards?

La idea básica es que  el personal del gobernador Conway, candidato republicano a la presidencia de EE.UU, está manipulando los resultados de búsqueda de este motor de búsqueda para que los votantes sólo vean una cobertura positiva de su campaña. La conexión del gobernador Conway con Pollyhop es tan intimidante para la campaña presidencial de los demócratas que Frank Underwood y su equipo estudia la posibilidad de implicar a la NSA para “espiar” a los votantes y combatir un mal mayor: al fotogénico y adicto a las redes sociales Conway.

Dejando al margen las terroríficas implicaciones de la NSA y lo que supone para la restricción de la libertad personal y los derechos civiles, Pollyhop ofrece información a Conway, pero no cualquier información: las búsquedas de sus usuarios; lo que le permite hacer campaña directamente a estos usuarios en función de sus hábitos de búsqueda específicos y de cualquier otra información que pueda haber recabado Pollyhop.

¿Verdadero o ficción? Mayormente ficción. Aunque no se pueden negar ciertas similitudes entre Pollyhop y Google, lo cierto es que el funcionamiento del primero depende de la voluntad del fundador del motor de búsqueda y su sumisión hacia Conway. Google no influye en las opiniones de un candidato en particular, al menos que se sepa. La realidad de Google es que marcas, empresas y anunciantes compiten entre ellas para resolver su algoritmo cual fórmula de la Coca Cola y obtener así mejor posicionamiento para sus productos, servicios, contenidos y sus anuncios. SEO y SEM, las dos bases de los marketeros.

El Big data (la idea que subyace bajo Pollyhop y la base de la Sociedad de la sobre información actual) ha revolucionado la forma en que las organizaciones actúan. Pero los datos por sí solos no son suficientes. Es necesario la elaboración de tendencias y perfiles psicográficos para medir audiencias, identificar factores de influencia y elaborar predicciones de consumo y de actuación. PollyHop no existe como un verdadero motor de búsqueda, sin embargo… ¿Podría existir? Como dirían Mulder y Scully, la verdad está ahí fuera