Te contamos todo lo que debes saber sobre el ordenador cuántico

Ordenadores cuánticos

“Cada vez hay más estudios en el área de la computación cuántica y se está logrando el progreso suficiente para que la NSA deba actuar ya”, así avisaba la NSA, la agencia de inteligencia estadounidense, su intención de hacerse al proceloso mar de la computación cuántica, preocupada, al parecer, porque ninguno de los algoritmos de cifrado actuales está a salvo del ataque de un ordenador cuántico avanzado.

Aunque todavía no existe ningún ordenador cuántico en uso, sólo prototipos más o menos avanzados, la amenaza es real para gobiernos, instituciones y agencias de control de información. El procesador D-Wave Two, el ordenador cuántico de 15 millones de dólares adquirido en 2013 de forma conjunta por Google y la NASA, está cada vez más cerca de ser una realidad o ¿una real amenaza? Durante años, el proyecto ha permanecido al abrigo del secretismo y alimentado para ser la vanguardia de la revolución tecnológica. En la actualidad, pese a las noticias que hablan de la apertura de la fase comercial, la iniciativa está lejos de ser un ordenador cuántico completamente funcional. Por el momento se conforma, y no es poco, con ser 100 millones de veces más potente que un ordenador normal.
Para contrarrestar esta realidad, la NSA intenta fabricar su propia versión para descifrar contraseñas, así lo reveló The Washington PostEl reto para unos y otros es dominar una tecnología que podría realizar cálculos en minutos que, con los ordenadores actuales, se tardarían miles de años en realizar. Ni siquiera la NSA se atreve a poner plazos a esta predicción pero parece que el reloj tecnológico ha comenzado la cuenta atrás.

Pero, ¿qué es un ordenador cuántico?

Los ordenadores cuánticos se basan en la teoría de la física cuántica que establece el fenómeno de la superposición, por el que se considera que pueden existir partículas en muchos estados a la vez. Tomemos como punto de partida esta frase: “¿crees realmente que la Luna no está allí cuando no miramos?”. Atribuida a Albert Einstein nos permite ejemplificar la teoría de la superposición, que aplicada a ordenadores se traduce en crear una tecnología que permita procesar enormes cantidades de datos en paralelo. ¿Cómo? Los ordenadores cuánticos no operan en bits 1 y 0 con el sistema binario tradicional sino que lo hacen en qubits (bits cuánticos basados en el “cuanto” o el elemento H de Planck) que les permiten, en teoría expandir, su alcance y proyección.

Albert Einstein ordenadores cuánticos

La teoría cuántica: de Planck a Einstein

El inicio de la física cuántica comienza en el año 1900 cuando el físico Max Planck estableció el concepto de “cuanto” que se ejemplificó a través de un simple ejercicio: cuando viertes agua en un vaso, esta no fluye constantemente sino lo que ocurre es que caen pequeños paquetes o cuantos de agua de manera discontinua. El agua representa la energía, lo que para los físicos de principios del siglo XX supuso una revolución radical de su concepción del universo.

Posteriormente, Albert Einstein utilizó el concepto de cuanto descubierto por Max Planck para imaginar que la luz estaba compuesta por pequeñas partículas de energía cuantificadas a las que llamó fotón (premio nobel de física en el año 1932).

¿En qué momento se encuentra la aplicación de la física cuántica a la revolución tecnológica? ¿Qué plazos se esperan para que se pase de la teoría a la práctica? ¿Qué pensaría Einstein y Planck de este proceso? Las respuestas, por el momento, siguen ahí fuera.