Las nuevas y restrictivas normas de Youtube: todo lo que debes saber

Nuevas normas de Youtube

YouTube es una plataforma que desde hace más de diez años se ha caracterizado por ser un oasis donde los usuarios tenían prácticamente libertad total a la hora de subir casi cualquier tipo de contenido. Muchos “youtubers” han logrado de esta forma crear diversos vídeos de carácter polémico que les han permitido diferenciarse del resto de usuarios, ganando así un gran número de seguidores e, incluso, llegando a vivir de ello en ciertas ocasiones.

De hecho, y sin necesidad de llegar a ningún tipo de extremo, son varios también aquellos que, limitándose a subir vídeos de entretenimiento para todos los públicos, han sabido lucrarse y labrarse un nombre en esta plataforma. Pero, aun así, incluso los usuarios menos radicales suelen crear contenido que, en mayor en menor medida, haga uso de un lenguaje potencialmente soez o cualquier otro asunto que, con las nuevas normas de YouTube, probablemente les dificulte la monetización de sus vídeos.

Y es que estas nuevas normas expresan claramente que ningún vídeo podrá sacar tajada monetaria siempre y cuando emplee un lenguaje obsceno, incite o muestre violencia explícita, toque temas sexuales… La lista es impedimentos en tan amplia y absurdamente subjetiva que son varios los grandes “youtubers” que se han opuesto a este reciente cambio, llegando a dedicar vídeos en exclusiva hablando de este tema y mofándose descaradamente de estas intransigentes medidas.

Aun así, no son los usuarios asentados los que más temen estas medidas, sino aquellos que quieran comenzar su andadura en YouTube y no sepan qué se pueden encontrar ni cómo reaccionara la plataforma según qué contenidos suban. Tampoco queda claro qué sistema usaría YouTube a la hora de “cazar” estos incumplimientos de las nuevas normas, aunque se ha barajado la posibilidad de que desde la plataforma se recurra a usuarios normales y corrientes que ocupen el rol de moderador a la hora de hacer la criba; medida que, por otra parte, no ha sido recibida con mucho entusiasmo con la comunidad. ¿Supondrá esto el fin de YouTube o quedará todo en una falsa alarma? Quizá haya que ir buscando nuevas plataformas musicales como alternativa. El tiempo lo dirá.