Uno de los mejores juguetes educativos para niños: la impresora 3D de Mattel

Mattel lanza una impresora 3D para que los niños creen sus propios juguetes

¿Te imaginas haber podido diseñar y crear tus propios juguetes cuando eras un niño? Esto es precisamente lo que podrán hacer los más peques de la casa ahora, gracias a ThingMaker: una impresora 3D especialmente diseñada para niños.

ThingMaker ha sido presentada recientemente por Mattel, la popular marca de juguetes. Se trata de una impresora 3D que ha sido concebida pensando en su público objetivo: los niños. Es segura y muy fácil de usar, y con ella los peques podrán diseñar, imprimir y jugar con juguetes, figuras y joyas únicas y originales, salidas directamente de su imaginación.

La ThingMaker es en realidad una reedición moderna de una máquina que ya lanzó Mattel en los años 60, que era una especie de horno en el que los niños podían “cocinar” figuras de juguete. La versión actual se inspira en las impresoras 3D, creando juguetes de plástico a partir de filamentos de diferentes colores.

 

Diseñando juguetes únicos

¿Cómo se utiliza esta impresora? La ThingMaker de Mattel funciona en conjunción con una app para iPad y tablets Android, desarrollada gracias a la colaboración de Autodesk, un conocido software de diseño 3D. Esta app es la que permiten diseñar el juguete en cuestión, personalizarlo a su gusto y luego enviarlo a la impresora para convertirlo en un objeto real.

Los juguetes creados con ThingMaker están pensados al estilo Lego, es decir, son pequeñas piezas que los niños pueden unir fácilmente entre sí para crear todo aquello que se les ocurra: desde pulseras de colores hechas con pequeñas cuentas de plástico, hasta un guerrero samurai armado hasta los dientes. ¡El único límite es la imaginación!

Mattel lanza una impresora 3D para que los niños creen sus propios juguetes

La app de ThingMaker ya incluye docenas de juguetes prediseñados, que los niños pueden personalizar a su antojo antes de enviarlos a la impresora.

 

La seguridad ante todo

Aunque la ThingMaker de Mattel está pensada para que pueda ser utilizada por los más peques, sigue siendo un dispositivo electrónico complejo. Por eso, está indicada para niños a partir de 13 años, y las piezas que se imprimen con ella, para niños a partir de 3 años.

Además, la impresora cuenta con dos medidas de seguridad importantes: la primera, que la impresión se realiza en un habitáculo cerrado, cuya puerta se bloquea hasta que acaba el proceso de impresión; y la segunda, que el cabezal de impresión, que alcanza temperaturas muy altas durante la creación del juguete, es retráctil y se oculta en un contenedor especial cuando no se usa – fuera del alcance de pequeños dedos que sientan curiosidad por tocarlo.

Mattel lanza una impresora 3D para que los niños creen sus propios juguetes

La impresora ThingMaker de Mattel estará disponible a partir de otoño de este año por unos 268 euros, y aunque en principio sea un gadget destinado a niños… ¡seguro que más de un adulto le tiene ya echado el ojo!