F.Lux, o cómo evitar la fatiga visual ante las pantallas

Luz azul F.lux

El ordenador y el smartphone nos ayudan en muchas cosas del día a día, pero también pueden tener sus efectos adversos. Y no, no es que te pases el día enganchado a los videojuegos o que incluso llegues a comer delante del PC (aunque esto te puede hacer millonario), sino que la luz azul de tus gadgets puede acabar afectando a tus biorritmos y a la calidad de tu sueño – y, a la larga, a tu salud en general.

La luz azul es parte del espectro de luz blanca, y la emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos como tablets o móviles. Y claro, teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que pasamos enganchados a ellos, estamos expuestos a una cantidad considerable de luz azul.

Para evitarlo, puedes usar una aplicación llamada f.lux. Esta pequeña herramienta se instala en tu ordenador y tras unas sencillas opciones de configuración (básicamente decirle dónde vives y a qué hora te levantas), queda en segundo plano.

Luz azul

A partir de ese momento, f.lux se encarga de ir graduando la luz de la pantalla de tu ordenador, reduciendo la cantidad de luz azul que irradia y evitando de esta forma sus efectos nocivos, como la fatiga ocular y la alteración de los ritmos circadianos. El cambio es progresivo a lo largo del día, coincidiendo con la cantidad de luz que hay en la habitación donde estés trabajando.

f.lux es muy fácil de usar, y sus efectos son inmediatos. Funciona de forma automatizada, desde el amanecer hasta la puesta de sol, aunque también permite que personalices sus opciones según te convenga. ¡Una forma rápida y muy sencilla de proteger tus ojirris!