Cómo hacer tu propio espejo inteligente con un móvil o una tablet antigua

Espejos inteligentes

Imagina la escena: suena el despertador, vas al baño, miras al espejo y ¿verdad que sería perfecto que en él te apareciesen datos como el tiempo qué hace, cómo está el tráfico o un plan de ocio para el fin de semana?  Esta imagen que seguro has visto en “Desafío total” puedes vivirla en tu propia casa. Te contamos cómo crear tu propio espejo inteligente.

Si tienes una tablet o smarphone que ya no utilizas puedes darle un nuevo uso más que cool: un espejo inteligente. Tranquilo, aunque no hayas conseguido montar una estantería de Ikea ni un cuadro que no quede torcido, es más sencillo de lo que parece. ¡Manos a la obra!

¿Qué necesitas?

Un espejo de doble cara, papel de construcción negro, cinta adhesiva de doble cara, taladro y clavos. También es importante disponer de una fuente de alimentación cercana.

Pasos para crear tu espejo inteligente

Descarga las apps que quieras consultar. Piensa que estará en el baño por lo que pueden ser más útiles sobre meteorología o agenda que sobre viajes o ligoteo.  Ajusta el brillo para tener una imagen clara.

Cubre todo el espejo con el papel negro excepto donde vaya el dispositivo. Deja secar un tiempo prudencial (un cuarto de hora no estaría mal). A continuación coloca en cada esquina del espejo (con pegamento) un trozo de papel tres veces más gordo que la tablet o smarphone. Coloca los adhesivos de doble cara en la parte superior e inferior presionando para que quede compacto. Clávalo en la pared e introduce el dispositivo justo en el hueco que quedará libre. Y ¡listo! Mírate al espejo: te hablará. Eso sí, a la pregunta: “Espejito, espejito, ¿quién es el más bello de la ciudad?” creemos no sabrá contestar.

¿Qué no has llegado hasta aquí y te has perdido en el segundo paso? No te preocupes. Aquí damos segundas oportunidades (y hasta terceras). Mira primero este vídeo y seguro le pillas el punto: