Curiosidades de videojuegos: ¿porqué aparecen huevos de Pascua en algunos juegos?

Huevos de Pascua

Los huevos de pascua son algo más que esos huevos pintados de colores, que en algunas culturas, durante la Semana Santa, se esconden para que los niños jueguen a encontrarlos. Si nos referimos al software o los videojuegos, son pequeños mensajes o gráficos ocultos dentro de un programa o un juego, que sólo se puede descubrir si se introduce una determinada serie de caracteres, o se hacen ciertas combinaciones de teclas y clics de ratón.

Son muchos los programas que esconden huevos de pascua, desde navegadores web hasta la suite de Microsoft Office. Ahora, ¿cuál fue el primero de ellos? Pues según cuenta la historia, el origen de los huevos de pascua tuvo lugar en el videojuego Adventure, creado por Atari en 1978.

Game Program

 

En aquella época no era costumbre dar crédito a los programadores de los videojuegos, y su nombre no aparecía por ningún sitio. Pero igual que los pintores, escultores o escritores firman sus obras, ellos también querían dejar su propio sello, su marca personal, algo que les identificara como autores de esa obra. Y aquí fue donde surgió el primero de los huevos de pascua de toda la historia.

Su creador fue Warren Robinett, programador de Adventure que, descontento con no poder firmar el videojuego que había creado (bueno, y con el trato de Atari en general), insertó su nombre en uno de los rincones del mapa de Adventure, al que era bastante difícil llegar.

Huevos de pascua: ¿Cuál es su origen?

“Created by Warren Robinett”

Atari llegó a vender más de 200.000 copias de este juego antes de que alguien consiguiera llegar a esa parte del mapa. En concreto, fue un chico de 15 años, que al descubrir el secreto de Robinett escribió una carta a Atari explicando lo sucedido.

La empresa no se tomó la pequeña rebelión del programador mal, sino todo lo contrario; el nuevo jefe de diseño de juegos de Atari encontró la idea de ocultar sorpresas repartidos por diversos rincones de un juego muy divertida. “Es como levantarse una mañana en Semana Santa y salir a buscar huevos de pascua por todo el jardín”, dijo. Y con eso dio origen a esta curiosa práctica.

Desde entonces, muchos videojuegos ocultan huevos de pascua, y algunos están tan bien escondidos o requieren acciones tan extrañas que tardan años en descubrirse. Sin ir más lejos, otro famoso videojuego retro, Donkey Kong, ocultaba un huevo de pascua con las iniciales de su programador que tardó 26 años en descubrirse.

Por cierto, si te apetece jugar a Adventure, ahora puedes hacerlo online. ¿Serás capaz de llegar hasta el huevo de pascua de Robinett?