La animación española suma méritos para plantar cara a Hollywood

Día de la Animación

Que el cine de animación vive un momento dulce es una obviedad. Sólo hace falta echarle un vistazo a la cartelera para encontrar cada viernes uno o dos estrenos animados, o asistir a la sesión de noche de algunas películas (todas las de Pixar) y encontrarnos con un numeroso público adulto. La animación ha encontrado su hueco en la industria y de momento no parece que quiera perderlo (incluso se ha apuntado a la moda de secuelas y remakes), pero aunque el fenómeno se extiende por todo el planeta (los últimos estrenos animados corresponden, por ejemplo, a proyectos chinos, belgas y franceses), en España no termina de despegar.

La alta recaudación que en 2012 consiguió ‘Las aventuras de Tadeo Jones’ -superior a la lograda por la cinta Pixar de ese año, ‘Brave (Indomable)-; más la buena acogida de ‘Arrugas’, ganadora de dos Goya y varios premios internacionales; así como la presencia de ‘Chico y Rita’ en la noche de los Oscar; nos hicieron creer que la animación patria ya podía plantarle cara al mismísimo Hollywood, pero… aún es pronto para eso.

Con varias pelis de por medio, han tenido que pasar cuatro años para que el cine animado hecho aquí subiera otro peldaño. En esta ocasión el protagonista ha sido un corto, ‘Alike’, y el logro, recibir una nominación para el prestigioso galardón Cartoon de Oro, la primera que recibe un trabajo español. Lo cierto es que el corto dirigido por Daniel Martínez Lara y Rafa Cano Méndez ya apuntaba maneras cuando en los últimos premios Goya se llevó el ‘cabezón’ al mejor corto animado.

Sin embargo, por mucho que a nosotros nos guste ‘Alike’, el jurado de la asociación Cartoon prefirió reconocer al francés ‘Yul y la serpiente’, por lo que Martínez Lara y Cano Sánchez tuvieron que volver a casa sin premio.

Pero, al menos, la nominación en sí ya es todo un logro, y una señal de que el cine animado español continúa en la senda correcta y con la vista puesta en el mercado internacional (aunque la falta de financiación sigue siendo un lastre). Si tenemos en cuenta que el próximo año se estrena la secuela de Tadeo Jones, llamada ‘Tadeo Jones 2: el secreto del rey Midas’, y la nueva adaptación de un cómic de Paco Roca (‘Arrugas’), que contará las ‘Memorias de un hombre en pijama’, además de una decena de proyectos más, podemos esperar otro momento dulce para 2017 y la consagración definitiva de la animación española.