Soy Fobo porque soy adicto a la tecnología. ¿Qué puedo hacer?

Chica fobo

Mirar tu móvil es lo último que haces antes de acostarte y lo primero cuando consigues abrir un ojo. Eres incapaz de concebir tu vida sin tu portátil, tu tablet y, sobre todo, tu smarphone. Sí, eres una persona súper-conectada y no tienes ningún complejo en reconocerlo porque todo son ventajas. Tú lo tienes claro, pero si estás un poco harto de que amigos, familiares y hasta la vecina del quinto se pase el día criticándote por tu pasión tecnológica toma nota de estos beneficios y tenlos a mano cuando te digan que no es necesario ponerse nervioso si te quedas sin batería o datos en el teléfono.

Estar informado en tiempo real. Los periódicos, la televisión y hasta la radio están desfasados cuando se trata de obtener información en tiempo real. Sólo Internet es capaz de hacerlo. Sólo Twitter consigue que algo que acaba de suceder en Canadá se expanda por todo el mundo en cuestión de segundos. Sí, ya sabemos que a veces son bulos y mentiras pero, ¿acaso los cotillas no tienen derecho a la vida?

Estar conectado con amigos y familiares a los que no puedes ver. ¡Claro que te gustaría poder abrazar a tus familiares y amigos de toda la vida!… pero viven a cientos de kilómetros. El Facebook y Skipe te permiten seguir los pasos de tu sobrino, “hablar” con tu madre en los momentos de bajón y  saber cómo le va a tu gran amigo del instituto.

Ahorro de tiempo. ¿Pero aún hay gente que va al banco a principios de mes? ¿Para qué? Con una conexión a Internet puedes hacer ingresos, devolver un recibo o consultar tu cuenta bancaria. Que esté en negativo no depende de presentarse o no en el banco.

Benditos tutoriales. Sabemos que (algunos) de tus amigos son los primeros en criticarte porque estás siempre pendiente de un “Me Gusta” en el Facebook. Aún no han descubierto que todo está en Internet y  que existen unos tutoriales estupendos con los que aprender a crear un huerto, calcetar y hacer una tarta exquisita de queso. Sí, esa que se está zampando el que tanto te criticaba y decía que no sabías cocinar.

Capacidad de síntesis: Lo expresarse en 140 caracteres no está al alcance de todos. Detrás hay muchos tweets enviados. Si te lo propones eres capaz hasta de sintetizar todo “El Quijote” en un solo tweet.  ¡Qué tiemble Cervantes!

Viajar. El Caribe, Nueva York, Tanzania, Mauricio… Lógicamente haríamos las maletas si pudiésemos. Mientras ahorramos para ello podemos ir planificando el viaje gracias a las fotos de Instagram.

Compras más baratas. Si algo permite hacer Internet es comparar precios sin tener que patearte miles de tiendas y centros comerciales. Consultando las páginas adecuadas puedes obtener descuentos considerables. Otra opción es la segunda mano.