Adicción al Whatsapp: 10 hechos que demuestran que estás enganchado

Enganchado a Whatsapp

“¿Yo, enganchado a WhatsApp? Pero qué dices, si puedo dejarlo cuando quiera…” Si alguna vez has dicho esto en tu defensa ante la acusación de que estás todo el día con el WhatsApp, no te quepa duda: estás totalmente enganchado y no, no te será tan fácil salir de ahí…

WhatsApp es una de las aplicaciones más populares del mundo. En concreto, en nuestro país, está siempre entre las más descargadas, y muchos ya no conciben su vida sin la famosa app del logo verde. La usan para todo: desde cotillear con los amigos hasta hablar de temas profesionales con compañeros de trabajo – por no mencionar las fotos, vídeos y GIFs animados que van pasando de un móvil a otro…

Pero una cosa es usar WhatsApp para mantener el contacto con amigos y familiares, que está muy bien, y otra muy distinta es hacerlo a todas horas del día, estés donde estés, tengas compañía o no. Porque entonces lo que es útil pasa a ser una adicción, y todas las cosas usadas en exceso no son buenas…

¿Quieres saber si realmente estás tan enganchado a WhatsApp como lo parece? Repasa la lista de aquí abajo y apunta todos los momentos con los que te identificas… si te salen más de cuatro, yo diría que estás definitivamente enganchado. ¿Más de siete? Eres un caso perdido.

  1. Miras el móvil en cuanto recibes una notificación

    Nada más sentir el “tirurí”, echas mano del móvil para comprobar la notificación de nuevo mensaje en WhatsApp. Y además lo haces inmediatamente. sin importar lo que tengas entre manos en ese momento – ni siquiera si estás en plena velada íntima con tu pareja.

    Adicto a WhatsApp
    18 Puntos
    Votar 12345
  2. Es lo primero que ves al levantarte

    ¿Mirar por la ventana para contemplar el amanecer? ¿Darle un beso a tu pareja? ¿Recibir los lametazos de tu perro o los arrumacos de tu gato? Meh, paparruchas. Lo más importante, lo primero, lo que merece toda tu atención nada más levantarte es el WhatsApp.

    Adicto a WhatsApp
    18 Puntos
    Votar 12345
  3. Es lo último que ves al acostarte

    Hay a quien le gusta acabar el día viendo un capítulo de su serie favorita, comentando la jornada con su pareja, leyendo un libro o incluso haciendo un poco de meditación. Otros se limitan a lavarse los dientes y a la cama. Pero tú no. Tú, sin echar una última ojeada al WhatsApp (porque, por supuesto, duermes con el móvil en la mesilla de noche), no puedes conciliar el sueño.

    Adicto a WhatsApp
    11 Puntos
    Votar 12345
  4. No puedes separarte de tu móvil

    Ya no dejarlo en casa (eso no te pasará nunca, porque si se te olvida el móvil en casa, vuelves a por él). Hablamos de separarte de él unos metros de nada, de dejarlo en el comedor mientras vas al baño, o en el dormitorio mientras picas algo en la cocina. No. Ni hablar. El móvil, contigo, siempre. ¡No sea que te llegue un WhatsApp!

    Adicto a WhatsApp
    11 Puntos
    Votar 12345
  5. De hecho, miras el móvil cada pocos minutos

    En realidad muchas veces no esperas a recibir una notificación, sino que miras el móvil cada pocos minutos, no sea que te haya llegado algún mensaje y por lo que sea no lo has oído. Menudo drama, ¿no? Es más, si no lo miras de vez en cuando, hasta te pones nervioso y todo… ¡Lo tuyo es grave!

    Adicto a WhatsApp
    10 Puntos
    Votar 12345
  6. Has perdido la cuenta de los grupos en los que estás

    Los compañeros de trabajo, los amigos de toda la vida, la asociación de padres del cole, el grupo para organizar el cumpleaños de un amigo, el de los primos, el de ese proyecto concreto de trabajo, elde ese mismo proyecto pero sin el jefe… y así la lista podría continuar y continuar hasta el infinito.

    Adicto a WhatsApp
    10 Puntos
    Votar 12345
  7. Eres multitarea

    A base de usar el WhatsApp todo el santo día, has aprendido a combinarlo con todo tipo de actividades: caminar, comprar el pan, subir y bajar del metro, hablar con tus colegas, cruzar la calle, comer, trabajar…

    Adicto a WhatsApp
    10 Puntos
    Votar 12345
  8. Sientes la necesidad de compartirlo todo

    Hay quienes llegan a convertir el WhatsApp en una especie de Twitter donde van publicando todo aquello que hacen. Y no sólo en los grupos de los que forma parte, sino también en el estado de WhatsApp, donde ponen todo tipo de frases crípticas sólo para que alguien les pregunte…

    Adicto a WhatsApp
    9 Puntos
    Votar 12345
  9. Eres víctima de la vibración fantasma

    La “vibración fantasma” es esa sensación de que el móvil nos ha vibrado (y por tanto nos ha llegado una notificación) que algunos de nosotros sentimos con cierta frecuencia, sobre todo si eres muy fobo. Y si encima estás enganchado al WhatsApp, peor que peor…

    Adicto a WhatsApp
    9 Puntos
    Votar 12345
  10. Hablas en emoji. Literalmente.

    Inglés, español, un poco de francés y emoji. Tienes tanta soltura con las caritas sonrientes del WhatsApp que realmente podrías añadirlo como idioma a tu currículum. Te conoces perfectamente el teclado completo y eres capaz de localizar cualquier símbolo en pocos segundos. Porque nada expresa mejor tus sentimientos que una sevillana o una caca con ojos…

    Adicto a WhatsApp
    9 Puntos
    Votar 12345