7 series que acabaron con demasiadas temporadas de

Series de televisión

Poderoso caballero es don dinero. Las series de televisión buscan, como cualquier producto de entretenimiento, atraer a una audiencia para luego atraparla y generar beneficios. Ese es su principal objetivo, aunque en ciertos casos se centren más en un componente artístico, en la voluntad de trascender y contar una buena historia autoconclusiva, sin tediosos ‘cliffhangers’ que te dejen con la miel en la boca solo para tenerte enganchado para la siguiente temporada. En ese sentido, son varias las series que, habiendo empezado bien, terminaron prostituyéndose de mala forma. Y aquí recogemos siete de los casos más flagrantes:

  1. Dexter

    Los particulares crímenes de nuestro querido sociópata Dexter Morgan se convirtieron en un fenómeno de masas que incitó a los guionistas a forzar una serie que, en sus últimas cuatro temporadas, tuvo ocho en total, le faltaron tanto ideas como talento. El personaje de Michael C. Hall no lo merecía, pero así funciona el mundo.

    dexter
    8 Puntos
    Votar 12345
  2. Perdidos

    Damon Lindelof es un vende humos de cuidado. Sus guiones son horrendos, llenos de incoherencias y preguntas cuyas respuestas puedes esperar sentado. Pero reconozcámoslo, Perdidos fue un bombazo en su época. Su misteriosa trama, la isla, sus personajes… todo hacía de la serie un caramelo muy atractivo. Aunque, al final, resultó ser un caramelo envenenado, resultando en unas últimas temporadas realmente esperpénticas que parecieran burlarse del espectador, directamente.

    perdidos
    8 Puntos
    Votar 12345
  3. Los Simpson

    Los Simpson llevan dando guerra desde 1989 y a día de hoy le dan mil patadas a la mayoría de series de animación de la actualidad. Aun así, no es menos cierto que cada vez más se siente forzada y mucho menos fresca que antaño; un síntoma que si no se remedia llevará a la creación de Matt Groening al tedio más amargo, y no queremos eso, ¿verdad?

    los simpson
    5 Puntos
    Votar 12345
  4. Esos maravillosos 70

    Esta famosa comedia de situación comenzó su andadura en 1998 para acabar terminando en 2006 gastada y sin la esencia de las primeras temporadas. En ello tiene mucho que ver la ausencia de varios de los actores originales que no llegaron ni a estar en el último tramo de la serie, como es el caso de Grace y Kutcher.

    esos maravillosos 70
    4 Puntos
    Votar 12345
  5. Scrubs

    Esta simpática serie de excéntricos médicos y enfermeras parecía destinada a terminar en su octava temporada, aunque la productora decidió realizar una novena emisión en cuyo último episodio ni siquiera aparecía J. D., el protagonista de la serie. Os podéis imaginar el resultado.

    scrubs
    4 Puntos
    Votar 12345
  6. The Office

    Esta magnífica serie de oficinistas protagonizada por el siempre carismático Steve Carell comenzó su declive tras su séptima temporada, momento en el que Carell abandonó la serie tras finalizar su contrato. Como siempre en estos casos, la decisión de continuar con la historia tras su salida por parte de la productora resultó en una trama insípida y sin gracia.

    the office
    4 Puntos
    Votar 12345
  7. True Detective

    Seamos sinceros, la primera temporada de True Detective nos contó una historia autoconclusiva que la segunda tanda de capítulos no siguió. Y casi que mejor, porque ni el nivel de la historia ni los personajes se acerca a la química de Matthew McConaughey y Woody Harrelson. Aun así, lleva el mismo nombre, y eso pesa. Bastante olvidable.

    true detective
    4 Puntos
    Votar 12345