Te presentamos las memorias USB curiosas: pendrives con forma de comida

Memorias USB con forma de comida

Las memorias USB son muy prácticas. Con ellas puedes llevar ficheros fácilmente de un lado a otro, pasar documentos o fotos a otras personas, guardar copias de seguridad de tus ficheros o incluso usarlas como sistema de seguridad para acceder a tu ordenador. Además, según ha ido avanzando la tecnología, las han ido haciendo cada vez más pequeñas y con más capacidad, o incluso preparadas para colgar directamente de tu llavero y así no olvidártelas en ningún sitio.

Pero hay gente que le presta más atención al diseño que a la capacidad en sí, y que prefiere una memoria USB que, aunque tenga menos capacidad, sea más atractiva y llame la atención por su aspecto. Y dentro de los diseños de memorias USB, lo que más gracia hacen son las comidas. A menudo están hechas con tanto realismo que dan ganas de hincarle el diente… aunque te recomendamos que no lo hagas.

Echa un vistazo a estas memorias USB en forma de comida, ¡y vota por la que más te guste!

  1. La hamburguesa

    Si no fuera por su tamaño mini, seguro que no dudarías en darle un buen bocado a esta deliciosa hamburguesa. Viene con todos los ingredientes básicos del clásico del fast food: carne, lechuga y tomate.

    En cuanto al queso y los pepinillos, quiero pensar que simplemente están debajo del pan y por eso no se ven. Porque ¿no serás de esos que piden las hamburguesas sin pepinillo, verdad?

    Esta “hamburguesa USB” está disponible en varios tamaños, entre 4 y 64 GB.

    hamburguesa memorias USB curiosas
    5 Puntos
    Votar 12345
  2. La oreo

    Las oreo son las únicas galletas del mercado con instrucciones. Si hacemos caso a lo que se dice en sus anuncios, la forma correcta de comérselas es abriéndolas, chupando la crema y luego comiéndose el resto.

    Sin embargo, no te recomiendo que hagas eso con esta memoria USB, ya que podrías cargártela y con ello perder acceso a los documentos que guardes dentro. Por eso razón tampoco deberías mojarla en un tazón de leche.

    La “oreo USB” está disponible en un tamaño único de 8 GB.

    galleta oreo memorias usb curiosas
    5 Puntos
    Votar 12345
  3. La rodaja de sandía

    Otra comida dispuesta a combatir la obesidad y el colesterol: una sanísima, ligera y refrescante rodaja de sandía, la fruta clásica del verano. Una fruta que muchos de nosotros relacionamos con largas jornadas en la playa.

    Pero mejor que no te lleves este USB a la playa, por mucho que se parezca a una sandía de verdad, no sea que acabe en el fondo del mar por descuido o que las temperaturas no le sienten muy bien. ¡El acabado es tan realista que si no fuera por el tamaño parecería totalmente real!

    La “sandía USB” está disponible en varios tamaños, entre 4 y 64 GB.

    sandia memorias usb curiosas
    5 Puntos
    Votar 12345
  4. El helado

    ¡Un helado! ¿Quién podría resistirse a eso? Una crujiente capa de chocolate frío, envolviendo un cremoso relleno de nata o vainilla… ¿Cuál te gusta más?

    Si ya estás salivando, relájate porque este helado no es de chocolate y nata, sino de circuitos. Una pequeña versión a escala del clásico helado de chocolate, con su palito y todo, que aunque dan ganas de lamer sin fin, para lo que te será más útil es para guardar documentos.

    El “helado USB” está disponible en varios tamaños, entre 4 y 64 GB.

    helado memorias usb curiosas
    5 Puntos
    Votar 12345
  5. La galletita salada

    Si eres más de salado que de dulce, estas galletas son mejor opción que la clásica galleta para tomar con el café. Éstas se pueden acompañar con queso, jamón, paté… cualquier cosa salada.

    Por supuesto hablo de las de verdad, porque esta versión USB es mejor que la uses sólo para guardar tus documentos – y no la embadurnes con queso de untar.

    La “galletita salada USB” está disponible en varios tamaños, entre 4 y 64 GB.

    galletita salada memorias usb curiosas
    0 Puntos
    Votar 12345
  6. La fresa

    Es cierto que muchas memorias USB con forma de comida suelen tener el aspecto de algún producto de fast food, como hamburguesas o pizzas, o ser comida que no destaca precisamente por ser muy sana, como dulces de todo tipo. Por eso ya era hora de hacer una excepción.

    Esta memoria USB en forma de fresa le aporta el toque fresco y sano a tu colección de gadgets, aunque me temo que no tiene tantas vitaminas y antioxidantes como la de verdad.

    La “fresa USB” está disponible en varios tamaños, entre 4 y 64 GB.

    fresa memorias usb curiosas
    0 Puntos
    Votar 12345
  7. El donut

    Mmmm… ¡donuts! Visualiza la clásica escena de Homer Simpson babeando por su dulce favorito. Él sería incapaz de usar esta memoria, porque no podría evitar comérselas – sin pensar en lo que tuvieran dentro. Y no quiero ni imaginar el disgusto de Lisa Simpson, que había guardado sus deberes ahí…

    Este USB además no son uno, sino dos donuts, uno normal y otro con un acabado de glasé por encima. Tienen tan buena pinta que no sabría por cuál empezar… si fueran de verdad, claro.

    El “donut USB” está disponible en varios tamaños, entre 4 y 64 GB.

    donut memorias usb curiosas
    0 Puntos
    Votar 12345

Como ves, el mundo de las memorias USB con forma de comida es muy variado (aunque no muy sabroso, eso sí). Con tantos modelos representando tantos tipos de gastronomías diferentes, seguro que encuentras uno que se adapta a tus gustos, y en el que además podrás guardar tus ficheros para llevarlos a todas partes con comodidad. ¿Con cuál te quedas?