Baterías de ordenadores: Te contamos las 4 principales razones por las que envejecen

baterias de ordenadores

¿Qué portátil comprar? Sin duda, es una de las preguntas que tienen que ver con nuestras actuales pautas de consumo. Y es que comprar un ordenador portátil se ha convertido en una necesidad típica, por motivos de trabajo o por disfrutar del tiempo de ocio.

Por tanto, te conviene analizar bien las prestaciones de estos aparatos para acertar en tu decisión. En este sentido, la calidad y duración de la batería se está revelando como una de las características principales que observamos en los ordenadores portátiles.  A nadie le gusta quedarse colgado con un trabajo o al ver un vídeo, por lo que necesitamos confiar en nuestra batería casi tanto como en nosotros mismos. Por eso, en este texto, vamos a contaros las conclusiones de un estudio publicado en la prestigiosa revista científica Science y firmado por las autoras Anne de Guibert (de la empresa francesa fabricante de baterías SAFT) y Rosa María Palacín (Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona). 

Estas investigadoras comparten contigo el desvelo por unos productos que garanticen unas condiciones de uso óptimas, por lo que vale la pena que dediquemos un espacio de este artículo a plasmar, según sus averiguaciones, las causas por las que envejecen las baterías de nuestros ordenadores portátiles. A continuación, te las contamos. 

  1. Aplicación de las baterías.

    Esta cuestión está directamente relacionada con la utilización de los materiales que sugerimos al final del apartado anterior. En este aspecto, hemos de señalar que la electrónica portátil se beneficia, en especial, de las baterías de litio, puesto que son las más ligeras. Por otra parte, en las baterías de mayores dimensiones, que no se mueven, tiene mucha aceptación el uso del plomo, un material más barato.

    baterias de ordenadores
    6 Puntos
    Votar 12345
  2. Materiales.

    Destacan tres tipos de baterías, en función de los materiales empleados: ion litio, níquel con hidruro metálico o cadmio y plomo ácido. No podemos decir que unas sean mejores que otras, ya que se trata de las prestaciones que cada uno de estos materiales nos puede ofrecer. Por ejemplo, si comparamos la energía por unidad de masa, se establecería el siguiente orden: litio, níquel y plomo. Sin embargo, el precio del litio se revela como superior al del resto de materiales citados. En cuanto a la duración de estos materiales, depende de sus condiciones de uso.

    baterias de ordenadores
    5 Puntos
    Votar 12345
  3. Temperatura de funcionamiento.

    Tienes que tener claro que, en todo caso, estos equipamientos van a experimentar un envejecimiento progresivo, acelerado por la temperatura de las operaciones, pues aún no se han inventado las baterías de duración eterna. Es algo con lo que tendrás que convivir, así que hazte a la idea. Sí que puedes influir, no obstante, en evitar la perjudicial costumbre de dejar la batería al sol, en verano. De todas maneras, también hemos de tener en cuenta que, a veces, nuestro margen de maniobra es pequeño, ya que la velocidad de carga de los aparatos en cuestión depende del cargador y la de descarga está relacionada con el consumo oportuno.

    baterias de ordenadores
    5 Puntos
    Votar 12345
  4. Fallos técnicos.

    Estos problemas nos ponen sobre la pista de la importancia de la conocida como electrónica de control. La experimentación de una cierta cantidad de ciclos o el funcionamiento bajo determinadas condiciones van a propiciar la degradación de los electrodos o su “envenenamiento” por reacciones secundarias no deseadas. En resumen, el uso frecuente de los acumuladores reduce la cantidad de energía que pueden almacenar y está correlacionado con incidentes, como algunas explosiones.

    baterias de ordenadores
    5 Puntos
    Votar 12345

Por lo tanto, te puede interesar informarte acerca de hardwares y softwares adicionales. En definitiva, las baterías se hacen viejas, pero, como nos pasa a nosotros, podemos retrasar, en la medida de lo posible, este proceso.